Se rechazan siete de cada diez solicitudes de autónomos para acceder al paro

Según los últimos datos del sistema de protección, en el primer trimestre del año, 3.134 personas presentaron a su mutua de accidentes de trabajo la solicitud de prestación por desempleo -son las entidades colaboradoras de la Seguridad Social que gestionan el cese por actividad de los autónomos-  . En primera instancia, sólo 853 consiguieron que se aceptase su petición. Es decir, el 27,21% de quienes lo solicitaron.

La mayoría de las solicitudes de cese de actividad son rechazadas al no conseguir acreditar correctamente la caída de los ingresos o el descenso de la actividad. Es el caso de quienes están en el régimen fiscal de los módulos, ya que están obligados a ingresar a Hacienda la cantidad correspondiente a factores de valoración que, en teoría, definen su capacidad económica y de ingresos (ej: el número de trabajadores contratados o el número de metros cuadrados del local)

Además, existen muchos autónomos que no llevan ningún tipo de contabilidad ni registro de su actividad económica. Por lo tanto, la mutua rechaza la solicitud de la prestación de desempleo pues el autónomo no puede demostrar su situación.

Otra de las situaciones es que el autónomo se vea obligado a cerrar porque el propietario del local ha decidido subir el alquiler hasta un nivel que ya no hace rentable el negocio, o decide no renovar el contrato de alquiler. En este caso, la ley no lo reconoce como “causa de fuerza mayor” para el cese de la actividad del autónomo y, como consecuencia, no puede percibir la prestación de desempleo, explica Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA). 

Todo ello después de haber cotizado al desempleo de los autónomos de forma voluntaria para poder acogerse a esta prestación -la cotización es el 2,2% de la base reguladora de este régimen especial-. 500.000 autónomos cotizan para esta prestación, que puede empezar a cobrarse partir de un año de contribución. La protección dura un año como máximo.

Desamparados tras el cierre del negocio

1. El 70% de los autónomos que solicitan a su mutua de trabajo la prestación por desempleo ven rechazada su petición, porque no consiguen demostrar fehacientemente la causa del cierre de su negocio.

2. Otros no cubren el periodo de cotización exigido mínimo para cobrar la prestación, que es de un año. En otros casos, la ley no considera causa de fuerza mayor que el propietario del local no renueve el mismo.

3. El cese por actividad del autónomo entró plenamente en vigor en noviembre de 2012, una vez completado el primer año de la norma y del periodo de cotización exigido para cobrar la prestación.

4. En el primer trimestre del año, las mutuas, que son las que gestionan esta prestación, recibieron 3.134 solicitudes de prestación por desempleo. Fueron rechazadas el 44% –1.381–; sólo fueron aceptadas el 27,7% –853–, y 830 quedaron por resolver. Los solicitantes desistieron en 70 ocasiones.

5. El Gobierno estudia definir mejor la documentación necesaria para que los autónomos puedan acogerse al cese de actividad y hacerla obligatoria para algunos de los profesionales.


Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s