Presupuestos Generales de 2014: Los presupuestos de la ‘recuperación’ ahondan en los recortes

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, entregó ayer en el Congreso de los Diputados el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, dando así el pistoletazo de salida a la tramitación de las cuentas del próximo ejercicio.  Los puntos clave contenidos en el documento son:

– La deuda pública rozará el 100% del PIB La deuda pública acabará este ejercicio en el 94,2% del PIB y cerrará 2014 en el 99,8% del PIB, según el proyecto de ley, que cifra en 243.888 millones de euros la necesidad de financiación neta y las amortizaciones del Tesoro Público para 2014, un 17,7% más que este año. 

– Las pensiones subirán un 0,25% en 2014, el mínimo previsto en la nueva reforma

Las pensiones contributivas subirán un 0,25% en 2014, el mínimo previsto en la nueva reforma del Gobierno. Con esta revalorización, y teniendo en cuenta también la previsión de incremento del número de pensionistas y la variación de la pensión media, el Gobierno prevé un gasto en prestaciones contributivas de 112.102,61 millones de euros, un 5,4% más.

Sumando prestaciones contributivas y no contributivas, el gasto destinado por la Seguridad Social será de 127.483,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,9%.

El pago de las pensiones se llevará 35,9 euros de cada cien de los presupuestos generales del Estado para 2014, frente a los 35,2 euros que recogían los presupuestos de 2013, el 4,9% más.

– El gasto en prestaciones por desempleo sube un 10,2%

El Gobierno destinará un total de 29.429,3 millones de euros al pago de prestaciones por desempleo en 2014, lo que representa un 10,2% más en comparación con el presupuesto de 2013, cuando el gasto inicialmente previsto se situó en 26.696 millones de euros. 

El Ejecutivo justifica este repunte en la desviación que ha experimentado el gasto en prestaciones en 2013 respecto a la previsión inicial, y todo ello “a pesar” de las medidas contempladas en el decreto antidéficit de julio de 2013. Este norma rebajó el porcentaje de la base reguladora para el cálculo de las prestaciones del 60% al 50% a partir del séptimo mes y suprimió el subsidio especial para mayores de 45 años para nuevos beneficiarios, entre otras medidas que afectaban al gasto en desempleo.

El elevado gasto en prestaciones por desempleo registrado en los últimos años ha provocado que el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), organismo que hasta 2007 se autofinanciaba con cuotas de empresarios y trabajadores, requiera de aportaciones del Estado para su financiación. La contribución del Estado para 2014 será de 14.597,54 millones de euros, frente a los 10.340,8 millones de euros presupuestados inicialmente para 2013, lo que en términos relativos implica un aumento del 41%.

Esto significa que dentro del gasto social, que se queda con 52,6 euros de cada cien (donde se incluyen las pensiones) la partida que se destinará al desempleo recibirá 8,4 euros de cada cien (el 10,1% más).

Además, los servicios sociales se llevarán 0,5 euros (36,4 % menos); el fomento del empleo, 1,1 euros (7,9 % más); el acceso a la vivienda, 0,2 euros (4,4 % más); y la administración de la seguridad social, 1,2 euros (1,3 % menos).

– Nuevo recorte de las transferencias a las comunidades

Las transferencias del Estado a las Comunidades Autónomas se reducen un 13,6% con respecto a este año, 56,7 millones de euros, mientras que se reduce también aunque el 0,1% el presupuesto para entidades locales. La previsión del Ejecutivo es recortar de nuevo esta partida, que en el proyecto elaborado el año pasado también se redujo un 12%. En esta ocasión, el Estado prevé destinar a las autonomías 21.119,76 millones de euros y a los ayuntamientos, 16.124,24 millones.

Mientras, las inversiones del Estado en las comunidades autónomas caen un 7,1%. Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha Madrid son las autonomías en las que más bajan las inversiones estatales mientras que suben en regiones como La Rioja, Navarra Cantabria.

– El presupuesto de la Casa del Rey bajará un 2 por ciento en 2014

El presupuesto de la Casa del Rey bajará un 2 por ciento con respecto al año anterior.

Así, el dinero que el Estado transferirá el año próximo a la Casa del Rey ascenderá a 7,77 millones de euros frente a los 7,93 del ejercicio anterior. Este es el cuarto año consecutivo en que se propone rebajar la partida destinada a la Casa de Su Majestad.

-El peor tijeretazo se lo lleva la Sanidad

El presupuesto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para 2014 es de 1.907 millones de euros, lo que supone un descenso del 35,6 por ciento respecto al año anterior, y representa la mayor caída de todos los departamentos, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

No obstante, fuentes del Ministerio que dirige Ana Mato han defendido que este descenso “no es real” ya que las cuentas de 2013 incluían una partida extraordinaria de 1.034 millones de euros para pagar la deuda generada por el “impago” de las cuotas a la Seguridad Social de cuidadores no profesionales en dependencia entre 2007 y 2011, que este año no se contempla.

Las pensiones, el desempleo y el pago de los intereses de la deuda pública ‘se comen’ más de la mitad del gasto presupuestario previsto para el año 2014. En concreto, estas tres partidas suman un total de 193.801 millones de euros, lo que representa el 54,6% del gasto total contemplado en los Presupuestos, que asciende 354.622,1 millones de euros, un 2,7% más que en 2013.

Calendario

Una vez registrados los presupuestos en el Congreso, a partir del martes comparecerán en Comisión los responsables de los distintos departamentos ministeriales para que expliquen las partidas correspondientes.

En la semana del 21 al 25 de octubre se celebrará el debate de totalidad del proyecto de ley de presupuestos, en caso de que se haya presentado alguna enmienda que pida la devolución del proyecto al Gobierno.

La semana del 5 al 7 de noviembre está previsto el debate en la Comisión de Presupuestos, que analizará y votará las enmiendas presentadas para elaborar el dictamen que será elevado a Pleno entre el 12 y el 14 de noviembre.

Posteriormente, se remitirá el texto al Senado, y en el caso de que la cámara alta no introduzca enmiendas ni vete el proyecto, los presupuestos quedarán aprobados. En cambio, si el Senado aprueba modificaciones o veta el proyecto, volverá al Congreso, que podrá ratificar o rechazar las enmiendas y, en su caso, levantar el veto.

   

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s