Un juzgado reconoce la orfandad completa a la hija de una víctima de la violencia de género

  • Se trata de la primera sentencia en España sobre estos casos
  • Su padre vive, pero cumple una pena de 22 años de prisión
  • Una denuncia en nombre de la menor argumentaba su “total indefensión”

Un juzgado de Almería ha reconocido el derecho a recibir una pensión de orfandad completa a una menor de 15 años a pesar de que su progenitor vive, pero cumple condena de 22 años de prisión por haber matado a su madre y se le retiró la patria potestad.

En concreto, la sentencia del Juzgado de lo Social número 3 de Almería se refiere al caso de una menor cuya madre fue asesinada a golpes por su marido en septiembre de 2011 en Vícar (Almería).

El juzgado asumió la denuncia interpuesta en nombre de la menor, que argumenta la “total indefensión” de la niña, al estar su padre, F.J.G., condenado a 22 años de prisión, por lo que se le retiró la patria potestad.

La madre era trabajadora del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social y la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le reconoció a la adolescente una pensión de orfandad simple, con un porcentaje de la base reguladora del 20% y por importe mensual inicial de 255,91 euros.

El padre “no iba a recuperar la patria potestad”

El INSS le concedió una pensión de orfandad simple al sostener que “el único” supuesto previsto legalmente para el incremento de esa pensión es “cuando el progenitor superviviente hubiese perdido la condición de beneficiario de la pensión de viudedad al ser condenado por sentencia firme por comisión de un delito doloso de homicidio o de lesiones”.

Es la misma pensión que se reconocería a otra menor cuya madre hubiera fallecido por causas naturales y contara con la protección y amparo de su padre.

La sentencia, que estima íntegramente la demanda interpuesta por la letrada que defiende los intereses de la menor y que actuó como acusación particular en el juicio contra el asesino F.J.G..

El juez subraya que pese a que cuando se dictó la resolución sobre la pensión de la menor no había sentencia condenatoria, eso “no era obstáculo” para reconocer la orfandad completa ya que el padre estaba privado de la patria potestad y “en ningún momento” la iba a recuperar ya que el mismo “siempre reconoció el hecho de la agresión a su esposa que terminó con su muerte”.

Primera sentencia en España

La demanda interpuesta por la representación legal de la niña señala que “no está previsto en la norma qué protección especial hemos de dar al menor, hijo y víctima de violencia de género, que ha perdido a su madre y es privado cautelarmente en su propia protección, por orden judicial, de su única figura parental, su padre y presunto asesino”.

La sentencia del Juzgado de lo Social determina “el derecho de la menor a percibir una pensión de orfandad (…) en la cuantía del 52% de reguladora mensual de 1.279,56 euros” y con efectos económicos desde la muerte de su madre.

Es la primera sentencia sobre estos casos que se ha producido en España que reconoce la condición de “víctimas” a los huérfanos de este tipo de violencia, como abordó hace un año la Comisión de Justicia del Congreso, que aprobó una iniciativa del PP, defendida por José Miguel Castillo Calvín.

Esta iniciativa, basada en este caso de Vícar, abogaba por que los huérfanos de la violencia machista puedan contar con más que la pensión simple de orfandad, ya que en la práctica también pierden al agresor.

“Vacío normativo”

El juez considera en la sentencia que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) no “interpretó” de forma correcta la Ley contra la Violencia de Género para cubrir el “vacío normativo” cuando se la denegó.

El fallo remarca, asimismo, que “a efectos prácticos, es como si la menor desde su nacimiento solo hubiese tenido un progenitor” ya que el padre “nunca se ocupó de su hija” y era la madre “la única que cumplía con las obligaciones que le impone la patria potestad”.

El magistrado hace también una reflexión con respecto a la situación de la menor y remarca que, aunque Salud G.C. hubiese fallecido por cualquier otra causa, ella habría quedado “totalmente desprotegida igualmente” de acuerdo a lo que se desprende de los hechos probados recogidos en la sentencia del tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Dicha sentencia revela, continúa el juez, que “nunca se ocupó de su hija cumpliendo las obligaciones que impone el Código Civil a los padres con respecto a los hijos menores de edad sometidos a su patria potestad”.

Agencias

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s