Borrador de la Renta: errores y conceptos que hay que revisar

Noticia relacionada: Declaración de la Renta 2013: El borrador se podrá solicitar a partir del 1 de abril

La campaña de la renta correspondiente al ejercicio 2013 arrancó ayer y la Agencia Tributaria espera recibir 19,3 millones de declaraciones, un 0,5% menos que el ejercicio anterior. De éstas, 14,6 millones darán derecho a devolución. 

Si bien no hay cifras oficiales, las rebajas salariales han provocado que crezca el número de personas que ganan menos de 22.000 euros brutos y, por lo tanto, no tienen la obligación de realizar la declaración. Sin embargo, estos contribuyentes harían bien en reclamar el borrador, ya que es posible que tengan derecho a devolución.

Desde ayer, es posible ya solicitar el borrador de la renta (la declaración ya cumplimentada por la Agencia Tributaria) y que siempre debe revisarse. No se deje llevar por las prisas de confirmarlo cuánto antes, y más si la declaración le sale a devolver. Y es que aunque cada vez la Agencia Tributaria hace mejor las cosas siempre puede haber errores que nos pueden llevar a pagar de más o a recibir de menos.

Si hay un error favorable al contribuyente, la Agencia Tributaria probablemente remitirá más temprano que tarde una paralela rectificativa que puede incorporar un recargo. Además, confirmar el borrador que envía Hacienda no exime de sufrir sanciones en el caso de que incluya errores. Y si el fallo beneficia a la Agencia Tributaria, lo más probable que nadie avise al contribuyente de que está pagando de más. Esto son los aspectos que hay que revisar con mayor cuidado.

Hay que comprobar detenidamente el borrador de la Declaración de la Renta.

Hijos, matrimonios y separaciones

El hecho de tener un hijo, casarse o separarse tiene efectos sobre el resultado final de la declaración de la renta. No siempre las novedades en la vida personal del contribuyente se incorporan al borrador y, por ello, es importante revisarlo.

Cuando la declaración se hace de manera conjunta, se debe vigilar a que no esté registrada sólo la mitad de la desgravación; como si fuera una declaración individual. Es decir, en vez de deducir 450 euros, sólo se restaba 225 euros. Por ello no está de mal, repasar la casilla 738 del borrador en caso de tributación conjunta. En caso de divorcio, la deducción solo suele aparecer a uno de los ex cónyuges.

Las anualidades por alimentos satisfechas a los hijos y las pensiones compensatorias al cónyuge no se incluyen en el borrador y son deducibles por el cónyuge separado.

Por último, si ha sido madre en el pasado año revise la deducción por maternidad. Las mujeres con hijos menores y que trabajen fuera de casa tienen derecho a 1.200 euros anuales deducibles en la declaración de la renta. Pero estos son adelantados en mensualidad por la Seguridad Social por lo que a veces no coincide el importe a la hora de la liquidación en el borrador. Además, hay que revisar las deducciones autonómicas por nacimiento o adopción.

Rendimientos del trabajo

Un error por omisión habitual corresponde a las desgravaciones por cuotas sindicales o colegios profesionales o incluso donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro, que no suelen aparecer en el borrador de la declaración de la renta.

Igual pasa si imparte cursos o conferencias, que la Agencia Tributaria suele considerarlo como trabajo y no como actividad laboral.

Rendimientos de actividades económicas

Ya sea en estimación directa, simplificada o en módulos, el borrador no recoge los rendimientos obtenidos en la misma, lo que hace imposible su confirmación.

Actividades agrarias

Sí recoge el rendimiento, pero al no saber de qué tipo de producto se trata (hortícola, oleaginosos, etc.), el borrador no aplica los coeficientes reductores correspondientes. Por otro lado, tampoco tiene en cuenta las amortizaciones que pudieran ser deducibles en la actividad.

Vivienda

A partir de enero de 2013 desapareció la deducción por inversión en vivienda habitual. Sin embargo, se mantiene para los que compraron antes de esa fecha. 

En el caso de deducción por vivienda habitual, deben prestar especial atención a si están incluidos los pagos de hipoteca en el borrador y si las cantidades satisfechas (intereses y amortización de capital) son correctas.

Otros pagos que no están incluidos y que pueden dar derecho a la deducción son los pagos iniciales a notario, impuestos, facturas referentes a obras de mejora y ampliación de la vivienda, seguros de incendios de vivienda y de vida exigidos al formalizar la hipoteca de la vivienda habitual, etc. Al igual que ocurre con la deducción por adquisición, construcción, ampliación y rehabilitación, el contribuyente deberá revisar la casilla 738 del borrador de la renta. Estos gastos también son deducibles para el arrendador de una vivienda en alquiler.

Errores en las referencias catastrales de inmuebles y garajes: los garajes vinculados a la vivienda habitual adquiridos simultáneamente, no tributan. Sin embargo, en muchas ocasiones aparecen en el borrador de la declaración de la renta como otro bien distinto sujeto a ser declarado, cuando no es así.

En el caso de inmuebles cuya titularidad no sea el 100% del contribuyente, se debe comprobar el porcentaje de compra.

Subvenciones
Si el contribuyente recibe, por ejemplo, una subvención pública por compra de vivienda, es muy probable que no aparezca en el borrador. Es obligatorio incluirlo como una ganancia patrimonial. En caso contrario, el declarante se arriesga a recibir una paralela y una sanción.

Venta de algún activo financiero

Los datos fiscales solo reflejan el precio de venta, pero no el beneficio o pérdida obtenido en la misma, que se obtiene por diferencia entre el precio de adquisición y el de venta.

Planes de pensiones

La legislación contempla una reducción de la base imponible por las aportaciones realizadas a planes de pensiones con un límite de 10.000 euros para los menores de 50 años y de 12.500 para los que superen esa edad. Conviene revisar que las cantidades aportadas a los planes de pensiones que recoge la Agencia Tributaria coincidan con las reales.

Alquileres
Si un contribuyente obtiene beneficios por alquiler de una vivienda o local, debe imputarlo en la declaración de la renta y, normalmente, esta información no se incluye en el borrador que emite la Agencia Tributaria. 

Deducciones autonómicas
Las comunidades autónomas tienen capacidad para establecer deducciones. Por ello, es importante que el contribuyente revise si tiene derecho a beneficios fiscales no incluidos en el borrador.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s