Juzgados de lo Social admiten la primera demanda por despido contra el Consejo Superior de Deportes

A raíz de diferentes despidos de trabajadores, el Juzgado de lo Social de Madrid ha admitido la correspondiente demanda contra el Consejo Superior de Deportes (CSD) en el que una trabajadora solicita la nulidad de su despido firmado en su día por el máximo responsable de la citada administración.

Hasta ahora el CSD venía auspiciando, mediante subvenciones, despidos en las federaciones ‘intervenidas’ y de hecho, su anterior Director General de Deportes, David Villaverde, compareció como testigo en diversos juicios para refrendar la situación económica deficitaria de las mismas a instancias de los presidentes de éstas. Este apoyo fue siempre bien considerado por éstos como gesto de complicidad y cercanía.

A raíz de la marcha de Villaverde a la Vicepresidencia del Gobierno -cerca de Saenz de Santamaría- y la llegada de Ana Muñoz a la citada Dirección General, se ha obviado lo anterior y ésta no acude a los juicios que afectan a las federaciones deportivas a diferencia de lo que hizo Villaverde en su día.

Pues bien, en relación con uno de los anteriores despidos, se ha recibido en la sede del CSD una cédula de citación con respecto a una trabajadora, vinculada, en su día, al equipo de Jaime Lissaveztky, en la que se admite la demanda e incluso se cita en el interrogatorio al actual presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal; por cierto, especialista en Derecho Laboral por la Universidad de Badajoz.

Este juicio que se celebrará en diciembre revela que el CSD pasa por situaciones semejantes a las de las propias federaciones deportivas, alguna de las cuales ha resuelto contratos que afectan a más del tercio de su plantilla y ello con el beneplácito del propio CSD, que ha ‘animado’ dichos despidos e incluso subvencionado por ello, puesto que esta partida sólo podía ser destinada a ese concreto y exclusivo fin.

Muy sonado ha sido el cese fulminante de una de sus dos secretarías por parte de Ana Muñoz. Esta trabajadora -que es funcionaria del CSD desde hace años- estuvo con Albert Soler y Matilde García, que ocuparon la más alta instancia del CSD. Pues bien, hace unos días, en el curso de una fuerte discusión con Ana Muñoz, ésta la terminó advirtiendo que “estaba cesada”.

En cuanto a la citada demanda por despido, ésta se verá a final de año y podría conducir, dependiendo del resultado, a la readmisión forzosa del trabajador. De hecho, al CSD se le ha exigido judicialmente el soporte de la extinción, justo lo que éste viene exigiendo a sus federaciones. Constrasta esta actitud con el Consejo Superior de Deportes (COE), que fue interpelado para que, ante la disminución de ingresos del propio COE, practicara idéntica política, pero Alejandro Blanco se negó en rotundo.

Fuente: El Confidencial

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s