Ley de Segunda Oportunidad para los autónomos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, tiene previsto impulsar antes de que acabe la legislatura una Ley de Segunda Oportunidad para los autónomos. Pretende lanzar un plan de choque para que los pequeños empresarios que fracasen en su primer negocio puedan impulsar otro proyecto sin sufrir la asfixia de la deuda con Hacienda, con la Seguridad Social o con los bancos.

El modelo en el que se está inspirando el Ejecutivo es el que existe desde hace años en Francia. Economía abre la puerta a que, en algunos casos, haya quitas en las deudas para que los autónomos puedan volver a iniciar un segundo negocio después de un primer fracaso, cuando se demuestre que el cierre se produjo por causas económicas justificadas y no fraudulentas.

También se quiere eliminar, por ejemplo, la mancha para la reputación de un autónomo después de sufrir un revés económico. Para lograrlo, Economía quiere facilitar que se borre el rastro en los registros de morosos de aquellos autónomos a los que se les dé una segunda oportunidad.

Otra de las propuestas que estudia el Gobierno sería facilitar que haya una moratoria de hasta dos años en las deudas con la Agencia Tributaria y de las cotizaciones con la Seguridad Social cuando se fracase en un primer negocio y se demuestre la voluntad de impulsar un segundo proyecto. De hecho, la deuda con el Estado es una de las cuestiones que más asfixia genera actualmente a los autónomos que fracasan. También se estudia una moratoria con la deuda de los bancos, ya que se considera que los fallidos pueden estar provisionados. No obstante, una de las medidas que también se baraja es que sea el Estado –a través del ICO o de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR)– el que asuma en el futuro la provisión de la deuda durante el plazo de la moratoria, lo que evitaría que las entidades restrinjan la financiación.

Las asociaciones de autónomos también están reclamando al Ejecutivo que no se les pueda embargar todo el salario y que se establezca como límite, al igual que entre los asalariados, el salario mínimo (648,6 euros). Hasta ahora un autónomo tiene que responder con todos sus bienes presentes y futuros hasta que satisfaga su deuda, lo que ha dejado a muchos empresarios en una situación extremadamente difícil durante la crisis.

El Gobierno ya ha adoptado distintas medidas para favorecer que un fracaso no sea el final de la aventura empresarial. En caso de quiebra, ha actuado tanto en el ámbito preconcursal como en el concursal. Sin embargo, aunque se ha favorecido el concurso de acreedores de las personas físicas, España es uno de los países de la UE en el que las personas individuales acuden menos al concurso de acreedores: unas 900 cada año, frente a las 173.000 personas en Francia y las 105.000 en Alemania.

Quiebras

Además, las patronales denuncian que entrar en concurso de acreedores es, con la actual legislación, la antesala de la quiebra ya que el proceso es excesivamente caro, se dedica muchísimo tiempo y durante el plazo en el que se está en concurso de acreedores la deuda sigue creciendo por culpa de los intereses de demora, lo que lleva a que al final del poceso la única alternativa sea el cierre. Además, la medida que se incluyó en la Ley de Emprendedores para que no se pueda embargar la vivienda habitual hasta los 300.000 euros sólo estaba diseñada para emprendedores de responsabilidad limitada y no para los autónomos.

Fracaso empresarial

Según un informe del FMI, que se publicó a mediados de año, España forma junto a Hungría, Bulgaria y Croacia el pequeño club de los países de la UE que no dan segundas oportunidades a los empresarios. Estos cuatro países carecen de una legislación que impida que aquéllos que montan un negocio, si fracasan, queden atrapados de por vida en las deudas. El organismo que dirige Christine Lagarde consideraba que la dureza de la normativa española podría ser contraproducente y recomendaba estudiar a fondo la aplicación del fresh start, es decir, permitir que aquellas personas que cumplan determinadas condiciones puedan, pasado un tiempo, hacer borrón y cuenta nueva y olvidar sus deudas.

Fuente: Expansión

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s