IRPF 2015: ¿Son compatibles el mínimo por descendientes y la pensión de alimentos?

En los supuestos de custodia compartida, la nota de convivencia con los hijos afecta a ambos progenitores, por lo que cada uno de ellos tiene derecho a aplicar en sus declaraciones del IRPF, por mitades iguales, el mínimo exento por descendientes. La Agencia Tributaria, obviamente, no pone ninguna pega a dichas imputaciones.

Lo que sí negaba la Agencia era la compatibilidad entre la aplicación del mínimo por descendientes (derivado de la convivencia) y la facultad, cuando uno de los cónyuges satisface alimentos a sus hijos por decisión judicial, de liquidar por separado el importe de las anualidades por alimentos y el resto de la base liquidable general. Este mecanismo legal de limitación de la progresividad no era viable, según la Agencia, en los casos de custodia compartida porque su extensión a estos últimos haría de mejor condición a los padres divorciados -los cotitulares de la custodia- frente a los padres casados con hijos a su cargo, que están obligados a sostenerlos pero no pueden beneficiarse de la liquidación separada de sus rentas.

Sin embargo, la Agencia Tributaria se vio obligada hace pocos meses a variar su interpretación como consecuencia de un acuerdo del Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) adoptado en un recurso para la unificación de criterio que vincula a toda la Administración Tributaria, estatal o autonómica (resolución con fecha de 11 de septiembre de 2014, nº 3654/14). Aunque el TEAC reconoce que la aplicación conjunta del mínimo exento y del mecanismo corrector de la progresividad discrimina negativamente a los padres casados, la fuente de la discriminación es la propia ley del IRPF, que no prohíbe la compatibilidad de ambos beneficios. En palabras del propio TEAC: “La normativa del IRPF, lejos de ser neutral, está plagada de este tipo de situaciones que sólo el legislador podría solventar”.

Y esto es precisamente lo que ha hecho la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, de modificación del IRPF. La nueva regulación, en vigor desde el 1 de enero de 2015, imposibilita el ejercicio del mecanismo corrector de la progresividad cuando el contribuyente pagador de los alimentos tenga derecho a la aplicación, respecto a los hijos que los reciban, del mínimo por descendientes. El año nuevo comienza con malas noticias para la custodia compartida.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s