Carencia de rentas

Renta máxima para cobrar ayudas por desempleo

Muchas ayudas y subsidios por desempleo tienen como requisito que la renta  no supere un límite determinado, pero …¿qué se considera renta?. Lo explicamos a continuación.

Determinación del requisito de carencia de rentas para las ayudas y subsidios en el año 2014.

Las ayudas y subsidios no contributivos no se conceden a cualquier persona, sólo a aquellas que no tienen recursos suficientes. En esto se diferencian de la prestación contributiva.

El llamado“requisito de carencia de rentas” pone un límite de rentas para poder cobrar las ayudas: no superar el 75% del Salario Mínimo Interprofesional para 2014, o lo que es lo mismo, que la renta media no sea más de  483,98 euros al mes.

¿Qúe se consideran rentas?  Lo resumimos, pero puede ver la normativa completa  aquí (art. 215.3 LGSS)y también se explica en el folleto general informativo sobre los distintos subsidios (pág. 5 y 6) >  descargar en formato  pdf 

SE CONSIDERAN RENTAS :

•   Rendimientos del trabajo: incluyen las rentas brutas del trabajo por cuenta ajena,  becas  u  otras  ayudas  similares,  así  como  el  importe  de  la indemnización por la  extinción del contrato de trabajo que supere la indemnización legal, si se percibe de forma periódica.

•   Pensiones y prestaciones: se consideran rentas los ingresos brutos de todo tipo de pensiones y prestaciones, (pensiones de la Seguridad Social, etc)  y también las pensiones alimenticias, los salarios sociales (rentas de integración de las Comunidades Autónomas) y similares, etc.  Eso si, si usted va a solicitar un subsidio, no se deberá tener en cuenta la prestación por desempleo que ha cobrado hasta el momento, pero si lo que está pidiendo es un subsidio en el que hay que tener en cuenta las rentas familiares, entonces si tendrá que sumar al conjunto de ingresos lo que puedan estar cobrando de paro su cónyuge, hijos, etc.

•   Rentas del capital mobiliario: incluyen los rendimientos brutos de  las distintas cuentas bancarias e inversiones financieras (acciones, obligaciones, etc).

•   Rentas del capital inmobiliario: incluyen los rendimientos brutos de  los bienes inmuebles arrendados (p.e. el alquiler de un piso), y las imputaciones de rentas de  aquellos no arrendados, diferentes de la vivienda actual.

•   Rentas   de   actividades   económicas,   profesionales,   empresariales   o agrarias: se computa como rentas el rendimiento neto reducido (ingresos menos gastos) de los distintos tipos de actividades, así como el importe de las subvenciones a la actividad agraria.

•   Las rentas de plusvalías o las ganancias patrimoniales, derivadas de  la venta de bienes mobiliarios (acciones, fondos de inversión…), premios de loterías y similares y las que provengan de la venta de bienes inmuebles (excepto  la  de  la  vivienda  habitual).

•   El rendimiento presunto de aquellos bienes del patrimonio, siempre que no se haya computado su rendimiento mensual efectivo. Se computará  el rendimiento mensual presunto que resulte de aplicar el 100% del tipo de interés legal del dinero vigente sobre el valor del bien. (Antes de la reforma del RDL 20/2012 de 15 de julio se imputaba solo el 50%).

Las  rentas  individuales  se  imputarán  en  su  totalidad  a  su   titular, cualquiera que sea el régimen económico matrimonial aplicable. Pero las rentas derivadas de la explotación de un bien que sea  titularidad  de un solo cónyuge, si el régimen económico matrimonial es de gananciales se imputarán por mitad a cada cónyuge.

NO SE CONSIDERAN RENTAS :

  • Las asignaciones de la Seguridad Social por hijos a cargo
  • El importe de las cuotas destinadas a la financiación del Convenio Especial con la Administración de la Seguridad Social, salvo que la cuota sea abonada a cargo exclusivo del trabajador por decisión propia, en cuyo caso si se considerará como renta.
  • Las prestaciones por desempleo del solicitante.
  • El importe de la indemnización legal por la extinción del contrato  de trabajo, con independencia de que el pago se efectúe de una sola vez o de forma periódica.
  • Los salarios de trabajos de colaboración social y de trabajos compatibles con Programas de Fomento del Empleo.
  • El cobro anticipado de la deducción fiscal a la mujer trabajadora por hijos menores de 3 años.
  • Los planes de pensiones no rescatados.
  • Los rendimientos del capital inmobiliario correspondiente a la vivienda habitualmente ocupada por el desempleado, así como los derivados de la enajenación de la vivienda habitual, o las subvenciones públicas obtenidas para su rehabilitación, mejora o adquisición.

Para calcular las rentas medias ¿se tienen en cuenta sólo las rentas del que solicita la ayuda? ¿ y las de su cónyuge si está casado? ¿y la de sus hijos si viven con él?

Hay que consultar los requisitos específicos de cada una de las ayudas :

-Subsidio para mayores de 55 años (antes 52):  En los subsidios aprobados antes de la reforma de 16 de marzo de 2013, solo se tenían en cuenta las rentas del solicitante del subsidio, de modo que no superasen los 483,98 €.

Tras la reforma, se tienen en cuenta las rentas medias de la  unidad familiar, es decir, se suman las rentas del solicitante y si los tiene, de su cónyuge, hijos menores de 26 años, o mayores discapacitados o menores acogidos.  Sumadas todas las rentas y divididas entre el número de miembros de la unidad familiar, el resultado no debe superar los 483,98 € en el año 2014.

En la ayuda familiar, o el subsidio por cotización insuficiente de 3 meses, exigen que el solicitante tenga “responsabilidades familiares”, por lo que se tiene en cuenta la renta de toda la unidad familiar.

– El requisito de carencia de rentas en el Plan Prepara:  si el solicitante convive con sus padres, cónyuge o hijos menores de 26 años o mayores discapacitados, o menores acogidos, habrá que sumar las rentas de todos y dividirlas entre el número de miembros de la unidad familiar y que el resultado no supere los 483,98 € mensuales por miembro.

– Renta  Activa de Inserción (RAI) La suma de los ingresos mensuales obtenidos por todos los miembros de la unidad familiar, (el solicitante, su cónyuge y sus hijos menores de 26 años o mayores con discapacidad o menores acogidos), dividida por el número de miembros que la componen no debe superar los 483,98 € mensuales.

¿Qué sucede si en el momento de pedir una ayuda la rechazan por no cumplir el requisito de carencia de rentas, pero luego cambia esa situación?

En este caso se puede volver a solicitar el subsidio si no ha pasado más de  un año y se acredita que ya se cumple el requisito.

Anuncios

8 Respuestas a “Carencia de rentas

  1. Entre mi mujer y yo, percibimos mensualmente unos 430 euros que provienen de rentas de capital mobiliario. Podemos solicitar los dos el subsidio para mayores de 55 años ? En caso afirmativo, si cada uno percibimos 426 euros de subsidio mas los 215 de capital mobiliario, seria 641, en este caso nos pasariamos de rentas y tendriamos que dar de baja el subsidio ?. No me queda claro como afectan los 426 euros del subsidio a la hora de calcular las rentas mensuales, anuales y las de la unidad familiar.
    Un saludo y muchas gracias.

    • Buenos días,

      Sí, puede solicitar el subsidio para mayores de 55 años, dado que no se pasan del límite establecido por la ley.El importe percibido por el subsidio no debe sumarse a los ingresos del beneficiario, ya que cuando lo solicita todavía no lo está cobrando.

      Un saludo y muchas gracias por su consulta.

  2. A la hora de calcular la carencia de Rentas ¿puedo deducir las cuotas al Convenio Especial con la SS? Lo suscribí cuando se me acabo la prestación contributiva. En ese caso me salen rentas propias negativas, y si calculo la renta familiar obviamente también reducen el importe de los ingresos de mi esposa aproximadamente 2200 brutos incluidas pagas extras, menos 900 de cuotas SS nos da 1300 € que dividido entre 4 (tengo dos hijos menores) no alcanza el 75% del SM.
    En el Sepe me dicen que ellos no descuentan gastos a pesar de lo que pone en su propio folleto “Subsidio de desempleo” https://www.sepe.es/contenido/prestaciones/pdf/f_sub_desemp.pdf
    en su pagina 8 dice textualmente:
    “No se consideran rentas entre otras:
    El importe de las cuotas destinadas a la financiación del Convenio Especial con la Administración de la Seguridad Social, salvo que sea abonada a cargo exclusivo del trabajador por decisión propia, que mantendrá la condición de renta.”

    • Para solicitar un subsidio, a la hora de calcular los ingresos de la unidad familiar, se podrá restar el importe que el solicitante pague por tener suscrito un convenio especial con la seguridad social del conjunto total de rentas, en ciertos casos.
      Hasta junio de 2013, el SEPE admitía que siempre se descontasen estas cuotas, pero a raíz de una Sentencia del Tribunal Supremo y de una instrucción interna del SEPE aplicando dicha sentencia, ha modificado su criterio respecto del importe destinado a los Convenios Especiales con la Seguridad Social: En este momento no se admite el descuento de aquellas cuotas que el trabajador abone de forma voluntaria con cargo a un Convenio Especial.
      Se permite el descuento en los casos en los que el importe destinado al Convenio Especial proviene no de una decisión voluntaria del trabajador, sino que tiene una naturaleza prestacional, de modo que el trabajador lo recibe por ejemplo como consecuencia de un acuerdo previo con la empresa con el fin de poder obtener en el futuro su pensión de jubilación.
      Esto es algo habitual cuando se negocia un despido colectivo: se puede negociar que la empresa constituya un plan de rentas para los trabajadores afectados en el que se incluirá el pago de una cantidad para que el trabajador la destine al pago de su Convenio Especial con la Seguridad Social. En este supuesto, la cantidad del Convenio no se tendría en cuenta como renta en el caso de que el trabajador vaya a solicitar un subsidio por desempleo.

      Puedes descargarte aquí la Sentencia del Tribunal Supremo 2039/2013, de 26 de marzo de 2013.

    • Sí se consideran rentas los ingresos por Incapacidad permanente absoluta del cónyuge, si al subsidio se exigen responsabilidades familiares. Puede afectar o no al Subsidio de desempleo dependiendo si el familiar obtiene o no ingresos individuales superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional vigente, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (483,98€) o bien la renta del conjunto de la unidad familiar, dividida por el número de miembros que la componen, supere o no ese límite.

  3. Se consideran rentas las cantidades percibidas en el 2013 pero pertenecientes al año 2010?. ¿Pueden quitar meses de subsidio para mayores de 55 años por este concepto?
    La empresa ha desaparecido. La cantidad que he cobrado a finales de 2013 pertenecía a los meses impagados de Julio, Agosto, Septiembre y una semana de Octubre de 2010. Me los ha pagado el Fogasa por insolvencia de la empresa. No son salarios en tramitación puesto que el INSS me pagó el subsidio por desempleo a partir del 8 de Octubre y tengo reconocido el subsidio para mayores de 55 años hasta el 2023. Hice la declaración de rentas en la oficina correspondiente y no tengo que comunicar las rentas medias de la unidad porque mi derecho es anterior a la ley de Marzo.
    La oficina de empleo me envió una carta y fui para saber qué ocurría y es cuando al principio me dijeron que me retiraban 4 meses el subsidio y posteriormente que solo un mes pero que podía hacer una reclamación. Y en eso estoy. ¿Cabe derecho de reclamación?. Otra persona que estaba en la misma compañía que yo y en las mismas circunstancias no ha tenido problemas, no ha recibido ninguna carta y no le han quitado ninguna mensualidad. Es por eso, que me gustaría saber si estoy en el derecho de reclamación.
    Muchísimas gracias por contestar.
    Saludos,

    • Cualquier variación en su economía que implique la percepción de unas rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (483,98 euros en 2014), debe comunicarla inmediatamente a su oficina de empleo, ya que uno de los requisitos imprescindibles para ser beneficiario del subsidio es el de carecer de rentas de cualquier naturaleza superiores en computo mensual al 75% del SMI. Debe tener en cuenta que dichos requisitos deben reunirse en el momento de la solicitud y durante toda la percepción del subsidio. Además, deberá acreditarlas anualmente.
      En su caso, deberá suspender el subsidio durante el mes en que perciba el importe abonado por FOGASA, sin perjuicio de que pueda reanudar el cobro del subsidio (previa solicitud) al mes siguiente, cuando al no volver a percibir ningún importe, vuelva a reunir nuevamente el requisito de carencia de rentas.
      El hecho de que otra persona en su misma situación no haya recibido ninguna carta, no implica que en el momento en que el SEPE detecte dicha situación, suspenda el pago del subsidio a esa persona y le requiera las cantidades que se consideren abonadas indebidamente.
      Un saludo y gracias por su comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s