Convenio Especial Seguridad Social

El convenio especial con la Seguridad Social

Programa Autocálculo de convenios especiales

Le han dado de baja en la Seguridad Social y le quedan unos pocos años por cotizar para tener derecho a una pensión. ¿Qué puede hacer? Firmar un convenio especial con la Seguridad Social es una alternativa.

Al suscribir un convenio especial con la Seguridad Social, usted correrá a cargo de las cotizaciones, y le ayudará a reunir los requisitos necesarios para acceder a determinadas prestaciones del sistema de Seguridad Social.

 ¿Qué es un convenio especial con la Seguridad Social?

Con carácter general es un acuerdo suscrito voluntariamente por los trabajadores con la Seguridad Social para poder generar, mantener o ampliar el derecho a prestaciones de la Seguridad Social. El trabajador tiene en estos casos la obligación de pagar las cuotas a la Seguridad Social. Por ejemplo, ¿tiene 55 años y está en el paro? Puede suscribir un convenio con la Seguridad Social y seguir cotizando, de forma que cuando llegue su jubilación, le cuente como años trabajados.

 ¿Para qué sirve?

Los convenios cubren las prestaciones jubilación, invalidez permanente, muerte y supervivencia, derivadas de enfermedad común y accidente no laboral, así como servicios sociales. Es decir, si se cumplen los requisitos, tener suscrito un convenio especial puede dar derecho a una pensión de jubilación o de viudedad y a las prestaciones que pueden derivarse de una enfermedad común o accidente no laboral.

El convenio especial no cubre la protección por desempleo, Fondo de Garantía Salarial ni Formación Profesional. Tampoco los subsidios de incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y riesgo durante la lactancia natural.

 ¿Quién puede suscribirlo?

  • Los trabajadores que causen baja en el Régimen de la S. S. en que estén y no queden comprendidos en cualquier otro. 
  • Los trabajadores por cuenta ajena indefinidos y los trabajadores autónomos, siempre que continúen en situación de alta, tengan 65 o más años y 35 o más de cotización efectiva.
  • Los trabajadores en situación de pluriempleo que cesen en alguna de las actividades por cuenta ajena o propia que daban origen al pluriempleo.
  • Los trabajadores o asimilados que cesen en su actividad por cuenta propia o ajena y sean contratados con salarios que den lugar a una base de cotización inferior al promedio de los doce meses inmediatamente anteriores a dicho cese, para de este modo cubrir la diferencia de cotización.
  • Los pensionistas de incapacidad permanente total para su profesión habitual, que con posterioridad a la fecha de efectos de la correspondiente pensión hayan realizado trabajos y hubiesen estado incluidos en algún Régimen del Sistema de Seguridad Social y se encuentren en una de las situaciones anteriores.
  • Los desempleados que finalicen su prestación o el subsidio por desempleo
  • Los pensionistas que hayan sido declarados capaces o inválidos parciales.
  • Los pensionistas de incapacidad permanente o jubilación, a quienes se anule su pensión en virtud de sentencia firme.
  • Los trabajadores que hayan causado baja a causa de solicitud de una pensión y esta les sea denegada.

Para todos ellos, es requisito imprescindible tener cubierto un periodo mínimo de cotización de 1.080 días (3 años) en los 12 años anteriores a su baja en la Seguridad Social, aunque reglamentariamente hay algunas excepciones, por ejemplo en el caso de algunos ERE. No puede suscribirse un Convenio Especial mientras se percibe la prestación contributiva de desempleo.

Forma y plazo de solicitud

Tiene que presentar el modelo TA-0040 en la Administración de la Tesorería General de la Seguridad Social que corresponda a su domicilio. Puede consultar el mapa de oficinas en la web de la Seguridad Social.

 Si la solicitud del convenio especial se hubiere presentado dentro de los noventa días naturales siguientes a la fecha del cese en la actividad o en la situación que determine la suscripción del convenio especial, surtirá efectos desde el día siguiente a aquel en que haya producido efectos la baja en el Régimen correspondiente, salvo que el solicitante opte porque los efectos se inicien desde la presentación de la solicitud.

Si la solicitud del convenio se hubiere presentado fuera del plazo de los 90 días, el mismo surtirá efectos desde el día de la presentación de la solicitud.

¿Cuánto voy a pagar?

 Al suscribir el convenio, el interesado puede elegir entre las siguientes bases de cotización:

– La base máxima del grupo de cotización correspondiente a la categoría profesional en la que estuviera dado de alta, siempre que hubiera cotizado por ella al menos 24 meses en los últimos 5 años.

– La base por la que se hubiera venido cotizando en los últimos 12 meses.

– La base mínima de cotización vigente.

– Una base de cotización que esté comprendida entre las bases anteriores.

La cuota mensual a ingresar por el suscriptor será el resultado de aplicar a la base de cotización elegida el tipo único de cotización vigente en cada momento en el Régimen General (el 28,3% para el año 2014), multiplicado por el coeficiente que corresponda (actualmente el 0,94) en función de la acción protectora dispensada.

(Cuando el Convenio Especial se haya suscrito con anterioridad al 1 de enero de 1998 y tenga por objeto la cobertura de las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente y muerte y supervivencia derivadas de contingencias comunes y servicios sociales, el coeficiente a aplicar será el 0,77.)

El ingreso se efectuará en la Entidad Financiera Colaboradora (banco o caja) , a través del documento de cotización “Recibo de Liquidación de Cotizaciones/Regímenes Especiales/Sistemas Especiales y Convenios Especiales” (documento de pago electrónico, emitido por las Direcciones Provinciales de la Tesorería General de la Seguridad Social o Administraciones de la misma)

Si se ha estado en el Régimen General, la cuota se ingresa dentro del mes natural siguiente al que la misma cuota esté referida, si en el último régimen en el que se ha estado dado de alta es el de autónomos, la cuota se ingresa dentro del mismo mes.

¿Cuándo deja de tener efecto?

Suspensión

El convenio especial con la Seguridad Social quedará suspendido, respecto de la obligación de cotizar y la protección correspondiente, durante los períodos de actividad del trabajador o asimilado que lo hubiera suscrito cuando los mismos, tanto si tienen un carácter continuo como discontinuo, determinen su encuadramiento en el campo de aplicación de alguno de los Regímenes de la Seguridad Social, siempre que la base de cotización a éste sea inferior a la base de cotización aplicada en el convenio especial, salvo que el suscriptor del convenio especial manifieste expresamente su voluntad de que el convenio se extinga o que el mismo siga vigente.

La realización de las actividades que den lugar a dicha suspensión habrá de ser comunicada, por el suscriptor del convenio, dentro de los diez días naturales siguientes a la citada reanudación de actividades, produciendo efectos la suspensión del convenio especial desde el día anterior al de la incorporación al trabajo. Si se notificare después de dicho plazo, la suspensión únicamente surtirá efectos desde la fecha de comunicación.

Finalizada la causa determinante de la suspensión del convenio especial, podrá reanudarse la efectividad del convenio que se tenía suscrito desde el día siguiente a aquel en que se finalizó la causa de la suspensión, si el interesado efectúa comunicación al respecto a la correspondiente Dirección Provincial de la Tesorería o Administración de la misma dentro del mes natural siguiente a aquel en que se produjo el cese en el trabajo.

Extinción

El convenio especial se extinguirá por cualquiera de las siguientes causas: 

  • Por quedar el interesado comprendido, por la realización de actividad, en el campo de aplicación del mismo Régimen de Seguridad Social en el que se suscribiese el convenio o en otro Régimen de los que integran el Sistema de la Seguridad Social, siempre que el trabajador o asimilado que lo suscribiere preste sus servicios o ejerza su nueva actividad a tiempo completo o a tiempo parcial, por tiempo indefinido o por duración determinada, con carácter continuo o discontinuo, y la nueva base de cotización que corresponda sea igual o superior a la base de cotización del convenio especial.
  • Por adquirir el interesado la condición de pensionista por jubilación o de incapacidad permanente en cualquiera de los Regímenes del Sistema de Seguridad Social.
  • Por falta de abono de las cuotas correspondientes a tres mensualidades consecutivas o a cinco alternativas, salvo causa justificada de fuerza mayor debidamente acreditada. 
  • Por fallecimiento del interesado.
  • Por decisión del interesado, comunicada por escrito o por medios técnicos a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o Administración correspondiente de la misma. En este caso la extinción del convenio especial tendrá lugar a partir del día primero del mes siguiente a la fecha de la comunicación.

 

Algunos supuestos especiales

Al margen de la regulación general, hay una serie de convenios especiales diseñados para supuestos especiales como el convenio especial de trabajadores que reduzcan la jornada por cuidado de un menor, minusválido o familiar, el de trabajadores contratados a tiempo parcial, el de trabajadores perceptores del subsidio de desempleo para mayores de 52 años, convenio especial durante la situación de alta especial como consecuencia de huelga legal o cierre patronal, convenio especial para trabajadores que cesen en las prestaciones de servicios o actividades, y el convenio especial de cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia.

 

Otras ventajas del convenio especial. Efectos sobre el cálculo de las rentas del solicitante de un subsidio.

Las cotizaciones al convenio especial son gastos fiscalmente deducibles en el IRPF y en ciertos casos a la hora de calcular los ingresos de la unidad familiar, para solicitar un subsidio, se podrá restar el importe que el solicitante pague por tener suscrito un convenio especial del conjunto total de rentas.

Hasta junio de 2013, el SEPE admitía que siempre se descontasen estas cuotas, pero a raíz de una Sentencia del Tribunal Supremo y de una instrucción interna aplicando dicha sentencia, ha modificado su criterio respecto del importe destinado a los Convenios Especiales con la Seguridad Social.

En este momento no se admite el descuento de aquellas cuotas que el trabajador abone de forma voluntaria con cargo a un Convenio Especial.

Se permite el descuento en los casos en los que el importe destinado al Convenio Especial proviene no de una decisión voluntaria del trabajador, sino que tiene una naturaleza prestacional, de modo que el trabajador lo recibe por ejemplo como consecuencia de un acuerdo previo con la empresa con el fin de poder obtener en el futuro su pensión de jubilación.

Esto es algo habitual cuando se negocia un despido colectivo: se puede negociar que la empresa constituya un plan de rentas para los trabajadores afectados en el que se incluirá el pago de una cantidad para que el trabajador la destine al pago de su Convenio Especial con la Seguridad Social. En este supuesto, la cantidad del Convenio no se tendría en cuenta como renta en el caso de que el trabajador vaya a solicitar un subsidio por desempleo. 

Regulación legal. Normativa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s