Retenciones IRPF 2014: Preguntas y respuestas

Las retenciones de IRPF en nómina: preguntas y respuestas

 1.- ¿Cuánto me tiene que retener la empresa en concepto de IRPF en la nómina?

Depende de diversos factores, como son el salario bruto anual del trabajador, su situación familiar (estado civil, número de hijos a cargo, si se abona pensiones compensatorias en favor del cónyuge o anualidades por alimentos en favor de los hijos, etc.), y la duración del contrato (si el contrato tiene una duración inferior al año se debe aplicar una retención mínima del 2%, en la práctica esto puede ocurrir en los contratos temporales, en los contratos en prácticas y en los convenios con becarios).

Todos estos aspectos determinan que la retención que nos tenga que practicar la empresa sea mayor o menor. Para saber si estos cálculos son correctos podemos acudir al programa de ayuda que la Agencia Tributaria pone a nuestra disposición de forma gratuita (Cálculo retenciones IRPF 2014)

2.- ¿Cómo afecta mi situación familiar y personal a las retenciones practicadas? 

A mayores cargas familiares, es decir, a mayor número de hijos y personas a cargo, menor será la retención que practique la empresa  en nuestras nóminas. Las familias monoparentales tendrán una situación fiscal más favorable, así como en el caso de tener una minusvalía, donde  varía según el grado reconocido. 

3.- ¿Por qué con un contrato temporal la retención es muy pequeña y un determinado mes puede pasar a ser muy superior? 

Esto sucede porque el cálculo se realiza teniendo en cuenta la prestación que presumiblemente se recibirá durante el tiempo que dure el contrato, pero aplicándolo a todo el año natural (de enero a diciembre). Es decir, si el contrato tiene una duración de 4 meses, la empresa calculará el bruto estimado que cobrará ese trabajador durante los 4 meses y le aplicará las posibles deducciones del trabajador (cotización s.s., cargas familiares, etc.), pero el cálculo se realizará como si ese bruto fuera la única cantidad que percibe el trabajador a lo largo de todo el año natural. Esto tiene como consecuencia inmediata que el porcentaje de retención inicial (fijado reglamentariamente en estos casos), será del 2%

Ahora bien, si en un determinado mes, bien porque nos vuelven a contratar tras finalizar uno o varios contratos temporales, bien porque el contrato temporal no tenía fecha de finalización cierta y se prolonga varios meses más de lo estipulado, o se realiza una prórroga, la empresa deberá volver a realizar el cálculo de la retención. En este caso, se tendrá en cuenta los importes ya percibidos por el trabajador (dentro del año natural) más los que se prevea va a tener a partir de ese momento (como tope hasta fin de año), con el resultado de que, en ocasiones, la empresa regularizará dicha situación y le aumentará bastante la retención de cara a equilibrar la estimación media anual de retención.                                       

La recomendación que damos a los trabajadores que vienen realizando diferentes contratos temporales a lo largo del año es que soliciten a la empresa –siempre por escrito- una retención algún punto mayor al 2%, así en caso de que se de alguna de las situaciones mencionadas con anterioridad (prórroga, inicio nuevo contrato, etc.) la regularización de las retenciones no será tan severa. 

4.- ¿Qué motiva que, en ocasiones, al final de año aumente o disminuya mucho mi retención habiendo tenido contrato durante todo el año? 

Puede suceder que la empresa tenga informado una estimación anual salarial, X, y que en diciembre, se deban tener en cuenta posibles complementos salariales (como incentivos u otros variables), o el abono de atrasos. Al sumar estos conceptos se puede cobrar más de lo que estaba inicialmente previsto y en este caso, la empresa recalculará la retención para aplicar la correcta. Diciembre es el último mes del año natural y por tanto siempre se debe recalcular para regularizar la retención del trabajador. De ahí que a veces nos demos esos sustos de subidas inesperadas en la retención. 

5.- ¿Por qué cuándo trabajo a lo largo del año para dos o más empleadores, al año siguiente mi declaración de la renta me sale a pagar (más de lo habitual)? 

Esto tiene su explicación, en parte, en lo expuesto hasta ahora, en concreto: 

  •      Empresa A, hace una estimación de salarios en la propia empresa de cara a las retenciones en nómina. Si estás contratado 4 meses, se estima en función de ese tiempo.
  •    Empresa B, hace una estimación de salarios en la propia empresa, sin tener en cuenta los salarios percibidos en la empresa A). 

De este modo, es muy probable que las retenciones totales del año sean muy inferiores a las que hubiéramos tenido de haberse retenido el porcentaje, teniendo en cuenta el total anual sumando los salarios de ambas empresas. 

Es decir, si el trabajador proviene de otra empresa, la nueva no tendrá en cuenta lo percibido en la anterior y la retención que le calculará será inferior a lo que realmente le corresponde abonar en el impuesto de la renta.  En este caso, el trabajador puede optar por comunicar a la nueva empresa lo percibido en la anterior y que sea ésta quien le realice el cálculo o, si no desea facilitar esos datos, puede realizar el cálculo de la retención en la página de Hacienda a través del siguiente enlace: Cálculo retenciones IRPF 2014. 

6.- ¿Puedo pedir a mi empresa que me retenga menos porcentaje de salario del que me retiene? ¿Y más porcentaje? 

Menos porcentaje es imposible, pero más porcentaje del que os estén reteniendo sí, siempre y en cualquier momento. Esto se recomienda, sobre todo en casos en que se tengan contratos temporales y cuando se haya trabajado para más de un empleador en un año natural, así se evitan sustos a final de año y a la hora de realizar y liquidar la declaración de la renta. Siempre solicitar por escrito. 

7.- ¿Tengo que informar a la empresa sobre mi domicilio fiscal y mi situación familiar?  

Es necesario tener bien informado nuestro domicilio fiscal y situación familiar, para que las retenciones se ajusten a nuestra realidad personal. De lo contrario podemos salir perdiendo, pues nos retendrán más si no hemos informado que tenemos hijos a cargo o de que nuestro domicilio fiscal está en Navarra o País Vasco (territorios particulares a efectos de tributación, vamos a decirlo así), frente al resto de Comunidades Autónomas. 

8.- ¿Si la empresa me retiene mal, en este caso por debajo de lo que debería, puede subsanar su error a costa de retenerme más posteriormente? 

Si la empresa aplica un tipo de retención inferior al que le corresponde realmente al trabajador, la Agencia Tributaria reclamará las diferencias a la empresa, pero hay que tener en cuenta que existen sentencias en las que, aun habiendo sido fallo imputable a la empresa, los jueces han entendido que ésta puede detraer de las nóminas de los trabajadores afectados las cuantías restantes para alcanzar la suma de las retenciones adecuadas

Para concluir, una última recomendación. Si habéis trabajado a lo largo de un año natural y no habéis llegado a la renta anual mínima exigible para presentar declaración, pedir, siempre, un borrador de vuestra declaración, pues si la empresa os ha practicado retención seguramente hacienda os tendrá que devolver si presentáis la declaración (aunque, insistimos, no tengáis obligación de hacerla por no alcanzar la renta mínima exigible). 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s